Se ha producido un error en este gadget.

5.26.2011

¡Media pila!

Después de cruzar Beiro y Gral Paz, habrá sido cuando ya pasaba Segurola, dejé de llorar. La gente me miró bastante aliviada, debía ser incómodo verme moquear como una nena de dos años. Odio llamar la atención en la vía pública, en el colectivo intento pasar lo más desapercibida posible. Hoy no me importó.
'¿Uno siete cinco?', me preguntó el colectivero cuando le pedí 1,75. Fue como si hubiese querido demorarme para contemplar mi cara hinchada.
Miré por la ventana el resto del viaje, hasta que me bajé en 9 de julio, como si fuese una película. Adelante mio, una señora no tuvo mejor idea que abrir la ventana (me congelé todo el viaje), y al costado, un tipo que no parecía muy cuerdo, cantaba a todo lo que da, y hacía ruidos molestos. Tuve que contener el impulso de pararme y decirles algo, porque, claro, ¿qué podía decirles yo?, que para ese momento había encontrado una caja en la cartera, y me estaba metiendo un saladix tras otro en la boca, como si fuese la última cena, mientras me intentaba acomodar la maraña que tenía en la cabeza.

Perdí la libreta de la facultad. Esa que me recomendaron que nunca jamás pierda, después de avisarme que tenía que fotocopear cada materia firmada y final rendido, para que después no haya problemas. Obviamente, omití A y B, no solo la perdí, si no que no le había sacado fotocopia, y (como obvio que con eso no me alcanzó), faltan 2 días para el final de analisis que tanto estuve preparando, y, de más está decir, que no voy a poder rendirlo.

Lloré de impotencia, porque siendo yo, y viviendo mi vida, es normal que me pasen estas cosas.
Yo soy como la propaganda esa de cartoon network, que decía 'esta historia le pasó al amigo de un amigo'. Bueno, yo soy la 'amiga de la prima del cuñado de tu novio', a la que le pasó esa anécdota que a vos te causa gracia pero que rogas que nunca te toque vivir. Esa soy yo. Y después cuando tu novio te cuenta que su cuñado tiene una prima con una amiga a la que le pasó tal cosa, vos decís 'esa prima es una versera'.
Por un momento quise dejar la facultad, irme a vivir a japón y teñirme de colorada.

Ahora, que ya pasaron como ¿3 horas?, no es tan grave. ¡Ni me quiero imaginar cuando pasen 3 meses!
No podré rendir, ok. Estudié al 'divino botón', esta bien. Me atraso con todos los finales y/o materias, y me arriesgo a perder la regularidad, SI. Pero sé que tengo gente que se preocupa por demás de lo que me pasa, y que formaron parte del mundo que hice de este tema de mi libreta, que se bancaron mi dramatización, mi escándalo, mi crisis, y mis lágrimas.
¡gracias AMIGOS!

(haciendo un paréntesis, tengo amigos medio mafiosos, TODOS me dijeron lo mismo 'andá a hablar a la facultad, y decí que te robaron la cartera, y adentro estaba la libreta'.. ¿Por qué todos vieron como obvia esa mentira, y a mi ni se me cruzó por la cabeza?)

Yo también creo que las cosas pasan por algo, y mamá obviamente me lo recalcó opinando que si la perdí, seguro era para mejor. Yo creo en el destino, y en que las cosas si tienen que ser, son, y todo eso... Pero creo que la vida es muy modesta. Por ahí rendía y me iba mal, y entonces lo mejor que me pudo pasar es haber perdido la libreta para no poder presentarme. Pero, si no estoy segura de que iba a irme mal, ¿Cómo puedo agradecerle a la señora vida (o a su marido destino) por haberme hecho safar de un 2 en la libreta que ni si quiera tengo noción de que fuese a existir ?
Creo que, mínimamente, como premio consuelo, debería conocer a un re morocho de ojos claros en el trayecto que tengo hasta la facultad para  hacer el trámite de que perdí (o me robaron) la libreta.
No, mentira.. independientemente del color de ojos,  voy a estar agradecida.
¡VIDA, MEDIA PILA!! ME MEREZCO UN MIMITO!!

Bueno, viendolo así, parece una tontería mi tan emotivo llanto por perder una libretita, un blockcito de hojas pegadas, unos papelitos con unas escrituras en lapicera... ¡Pero juro que fue peor!
Aunque claro, ahora ya se me pasó, y solo quiero comer froot loops e irme a dormir.

3 comentarios:

  1. Que garrón!, pero es cierto todo lo que estaba en la libreta tiene solución, seguro tu facultad tiene una base de datos con tu expediente y materias rendidas, va a ser engorroso pero no está todo perdido. Por otro lado no estudiaste al cuete, lo que estudiaste lo sabes y te va a servir cuando quieras o puedas volver a rendir. Las cosas pasan por algo tal vez, para aprender, tal vez para olvidar, o para poner un freno. no llores por eso, obvio es fácil que te lo diga desde afuera (más yo que últimamente lloro por todo), vas a ver que lo vas a poder solucionar más fácil de lo que pensás.
    Besos :D

    ResponderEliminar
  2. Tenés toda la razón, y yo lo tengo bien claro, pero en el momento la impotencia te gana.. Obvio que ahora me rio. Mis compañeros que rindieron desaprobaron, parece que fue muy complicado el final, asique la vida me terminó haciendo un favor.
    Gracias por pasar y tomarte el tiempito de leerme =) un besote

    ResponderEliminar
  3. Las cosas pasan por algo, no queda otra que creer en esa quemada frase, lo mejor es pensar que fue para bien y que lo mejor está por venir. Ante las desgracias hay que ponerle el pecho (esto parece que me lo estoy diciendo mas a mi que a usted, jajaja!).

    ResponderEliminar

Decime lo que quieras, me gusta leerte (: