Se ha producido un error en este gadget.

4.10.2011

Por esos fulanitos

Venía de una gran semana. 'Tanta alegría seguida me va a hacer mal', cité. El sábado a la noche fue un antes y después. No quería salir, y la noche me demostró que tendría que haberme quedado como de entrada quise.
Entre una 'tipa' que me robó mi camperita negra que tanto usaba, una fila kilométrica de 3 horas, un par de taxistas mala onda que no querían llevarme, y un 'fulanito' que no me contestó un mensaje casi salvador, mi sábado se había arruinado. 
Me acosté como a las 10 am, ya de tan tarde era temprano, y ya antes de acostarme, sabía que me iba a levantar angustiada.. Y asi fue. 
Fue el domingo más olvidable que tuve en mucho tiempo, pero me sirvió para ponerme un objetivo personal:
A partir de hoy, al carajo con todo. Me cansé de patalear por nada.
Todavía no sé que hacer con fulanito, de eso voy a tener tiempo de charlar con la almohada esta noche

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Decime lo que quieras, me gusta leerte (: